El final del mendigar?

Aunque creo fuertemente en el Software Libre, me considero una persona “pragmática” y en algunas ocasiones hago concesiones sobre Software Libre cuando considero que la alternativa es fuertemente mejor.

Bajo esta premisa es que justifico el tener y usar un apple iPod Touch como mi sistema multimedia móvil, aunque el mismo sea no solo un aparato que no usa software libre, si no mas bien uno que no tolera el mismo y que tiene políticas bastante cerradas y negativas contra la libertad del usuario. Tolero el mismo solo por su excelente construcción, la versatilidad en programas y usos que me ofrece, la facilidad de configuración y uso y el hecho de que lo tengo “JailBroken” para poder hacer algunas cosas con el que a Apple no le gustaría que pudiece hacer, aunque un juzgado de los estados unidos hace poco determinara que son derechos de los dueños de los equipos y que Apple no puede detener legalmente el procedimiento.

Limitaciones

Teniendo este aparato como mi sistema de multimedia he encontrado varios problemas usando el mismo, pero el problema mas frecuente que he encontrado con este dispositvo es el hecho de que no actua como un disco duro USB y mas bien utiliza un protocolo propio y propietario, que Apple ha tratado de mantener incompatible con sistemas “no oficiales”, y que hace que aveces me sea dificil en mi laptop bajo linux el intercambiar archivos y musica con el dispositivo.

Ahora, este caso es especial ya que es un caso en el cual el fabricante del producto busca activamente el limitar el soporte del mismo para mantener un monopolio y control sobre el mismo. Pero no es totalmente raro para nosotros los usuarios de Linux el encontrarnos con un producto que no funciona con el sistema simplemente por que el fabricante no ha creado ningun tipo de soporte para Linux, y el mismo es tan nuevo o tan poco comun que la comunidad no ha podido o no ha tenido interes en analizar el mismo y lograr un soporte hecho en casa.

Situación “Normal”

Como digo arriba, esto es una situación normal y comun para nosotros los usuarios Linux, en el caso de los drivers de nucleo o incluso de espacio de usuario en Linux, diria que un 95% o mas (aunque son numeros inventados, no tengo el porcentaje real) son creados por la comunidad  y una minoria son creados por los fabricantes, siendo pocas excepciones casos como Intel y Nvidia los que crean drivers para linux.

Esta situacion es bastante comun, y las razones dadas son muy variadas, siendo las mas comunes la del secreto, donde un fabricante argulle que crear un driver de codigo abierto daría a sus contrincantes en el mercado acceso a algunos de sus secretos usados para conseguir competitivad, y la del gasto, donde un fabricante considera que la comunidad Linux es tan pequeña y poco importante que no merece el gasto en personal para desarollo del driver para el dispositivo.

El ultimo caso que se ve es la “falta de experiencia” donde ocurren cosas como que a una empresa se le hace difícil conseguir un desarrollador que conozca el desarrollo de drivers en Linux lo suficiente como para llevar a cabo el proyecto, o donde la empresa contrata a un experto que toma decisiones sobre información incompleta o equivocada que retrasan el proyecto, como se vio al principio del desarrollo de las versiones modernas de Flash para Linux por parte de Macormedia.

La solución actual

Como dije, nosotros los usuarios mas acerrimos de Linux aun queremos usar los dispositivos que compramos, así que se hace necesario conseguir una solución.

En este momento la solución mas común es la del desarrollo endogeno, donde un par de desarrolladores con muchísima habilidad y acceso al equipo en question empiezan a usar varios trucos, algunos increíblemente complicados, para descubrir como funciona el dispositivo y empezar a implementar drivers en el sistema.

Simultáneamente en varias ocasiones se ve a usuarios Linux uniendo esfuerzos para enviar cartas a los fabricantes o crear colecciones de firmas en internet para hacerle saber al fabricante que si existe una comunidad de usuarios grande e interesada en apoyo.

Son estas dos soluciones, necesarias e importantes, las que considero equivalentes a mendigar, ya que nos estamos rebajando a rogarle al fabricante que se acuerde de nosotros, o peor, haciendo el trabajo nosotros en una metodología larga y  complicada que produce aveces resultados sub-par y que ha sido en ocasiones perseguida legalmente por los fabricantes como un proceso ilegal o negativo, de los cuales no es ninguno.

La perdida de las excusas

Mas Masa

Con mayor frecuencia vemos mas y mas cambios en el panorama que van causando cambios. Con seguridad la mas importante y mas valiosa es la constante migración de mas y mas usuarios al sistema Linux, y hablamos hoy en día incluso de usuarios no expertos, aquellos que manejan los equipos en su manera mas básica, están por diversas razones y de varias maneras entrando al sistema Linux, esta es una tendencia que se debe visibilizar lo mas posible para que los diseñadores y fabricantes de equipos y sistemas reciban el mensaje.

Reconocimiento de los fabricantes

Un cambio que se está percibiendo a razón de la mayor masa de usuarios es el interés mayor cada día de parte de varios fabricantes de equipos destinados a usuarios finales en producir soporte para Linux, como lo es la inclusión de drivers para Linux en los CDs de drivers que vienen con las impresoras HP, y en los casos de fabricantes pequeños con menor capacidad de desarrollo, o que como dijimos antes aveces es fácil de encontrar, se ha visto con mayor frecuencia casos donde la empresa regala dispositivos y documentación técnica interna a conocidos programadores del entorno Linux para ayudarles a desarrollar controladores para sus dispositivos.

Presión económica

Y que ocurre con el resto de los fabricantes? A los que aun no les importa? Pues creo que es hora de dejar de mendigar, o de hacer el trabajo de gratis, sin ayuda.

Hay nuevos vientos a este respecto, por ejemplo Canonical, la empresa detrás de la distribución Ubuntu, acaba de revelar un Catalogo de dispositivos que son compatibles con Linux, que aunque está incompleto, y toma en cuenta dispositivos que funcionan ya sea por soporte del fabricante como por trabajo de la comunidad, es un buen comienzo.

Yo por ejemplo en mi papel como empleado del estado, llevo ya tiempo preguntando antes de comprar un equipo, sobre todo un equipo caro o del que se espera larga vida útil, si el mismo soporta Linux, y que clase de soporte se espera para el mismo.

Yo creo que es hora de dejar de mendigar, si no recibimos soporte, no compremos el producto.